Una inscripción revela un santuario dedicado a la diosa etrusca Uni

Promedio: 5 (1 voto)

Arqueólogos trabajando en el yacimiento etrusco de Poggio Colla

El mundo de los etruscos es a día de hoy tan fascinante como poco conocido. Una civilización que floreció cuando Roma era sólo una aldea de pastores, que recibió influencias de diversos pueblos de Oriente, que llegó a dominar la Italia central y a fundar docenas de ciudades de gran tamaño. Una civilización que, por desgracia, no dejó un legado escrito más allá de lo que podemos conocer por la epigrafía, y cuya lengua resulta my compleja de traducir e interpretar, hasta el punto de que aún se debate si forma parte de la familia indoeuropea o no. Los etruscólogos trabajan en diversos frentes para tratar de aportar nuevos conocimientos sobre esta apasionante civilización que tanto influyó en la configuración de la Roma arcaica.

El último gran hallazgo que se ha producido en el campo de la etruscología es la aparición del nombre de una diosa, grabado en una enorme estela de piedra en el yacimiento de Poggio Colla, al norte de Florencia. El nombre de la diosa que se repite a lo largo de la estela es el de Uni. Esta divinidad es considerada como la diosa suprema del panteón etrusco, comparable con la Hera griega y la Juno romana, y con evidentes influencias de las divinidades femeninas orientales como Astarté. Aunque se sabe muy poco del culto y los mitos asociados a Uni, se cree que pudo ejercer una gran influencia en la configuración final de la imagen de Juno, especialmente después de que Roma conquistara la ciudad de Veyes. El profesor Adriano Maggiani, responsable de las excavaciones, afirma que la presencia de la diosa en esta inscripción ayudará tanto a interpretar el yacimiento arqueológico en el que están trabajando como a aumentar los datos que poseemos acerca de esta divinidad y sus atribuciones. En la estela aparece también el nombre de Tinia, la divinidad etrusca masculina que equivaldría a Júpiter o Zeus, pero lo hace de forma subordinada a Uni, por lo que el profesor Maggiani a podido concluir que la estela estaba erigida en un santuario dedicado a esta diosa. Parece ser que el culto a Uni giraba en torno a una gran grieta en la roca, en la cual se depositaban ofrendas a esta divinidad incluso después de la destrucción del templo que estaba asociado a ella.

El descubrimiento de esta estela otorga al yacimiento de Poggio Colla un valor aún mayor si cabe. Dado que nuestro conocimiento del mundo etrusco se basa ante todo en contextos funerarios, sitios como éste, que documentan aspectos de la sociedad viva como es la religión, arrojan luz sobre una gran cantidad de enigmas que siguen pesando sobre el pueblo etrusco. La estela contiene además uno de los textos etruscos más largos de cuantos se han encontrado hasta la fecha, por lo que aportará nuevos datos acerca de cuestiones como la sintaxis, la morfología y la onomástica de esta lengua tan poco conocida por los especialistas.

Fuente: Seeker

Te puede interesar

Comentarios